Qué es el envejecimiento

Entendiendo el envejecimiento:

El envejecimiento facial es un proceso dinámico, que resulta de varios cambios en la cara y que empiezan a hacerse evidentes a partir de los 25 años.

Mirada cansada: caracterizada por alteración de la posición de las cejas, presencia de pata de gallo, ojeras y poca cantidad de pestañas o adelgazamiento de las mismas.

Piel envejecida: perdida de hidratación, presencia de diferentes tonos de color, poros abiertos, perdida de brillo y luminosidad.

Líneas de expresión: que se presentan por la acción repetitiva de los músculos faciales, visibles al movimiento a diferencia de las arrugas estáticas, las cuales se originan por cambios en el proceso de renovación celular, se caracterizan por ser más profundas y visibles a simple vista aun con el rostro en reposo.

Sonrisa envejecida: en donde encontramos perdida del contorno y volumen labial así como caída de la comisura labial y presencia de líneas verticales en la parte superior del labio.

Perdida del volumen malar y contorno facial: debido a la acción de la gravedad en donde se alteran las estructuras faciales generando perdida del contorno facial acentuando los surcos nasolabiales, líneas de marioneta y ojeras.